martes, 31 de mayo de 2016

Freddie Mercury, el hombre que creía en sí mismo

Farrokh Bulsara cuando era una leyenda en ciernes

¿Qué hubiera pasado si Farrokh Bulsara, aquel chico introvertido de origen persi e indio que emigró a Inglaterra junto a su familia, no hubiera tenido la oportunidad de hacerse un hueco en el mundo de la música? Pues que Freddie Mercury no hubiera visto la luz y el mundo se hubiera perdido uno de los mejores compositores y cantantes de todos los tiempos...

QUEEN, la banda que catapultó a la fama a sus cuatro integrantes.
De izquierda a derecha: Freddie Mercury (vocalista),
Brian May (Guitarrista), John Deacon (Bajo) y Roger Taylor (Batería)

Farrokh Bulsara siempre contuvo a Freddie Mercury, no se tratan de dos personas distintas. El primero es la persona, el otro lo que vino a dar. Y como todo lo hacía con pasión, triunfó y lo hizo con creces. Como creador y señor de su propia realidad, rentabilizó al máximo esa faceta, parte inseparable de sí mismo, en completa conexión con la fuente. Y le condujo al éxito más rotundo. Cuando nadie creía en él, él creyó en sí mismo y el éxito fue llegando a pequeños sorbos.  

Freddie Mercury en la cima de su carrera musical

Ya sabéis, amigos, si tenéis un sueño, trabajad por hacerlo realidad... nadie dice que sea fácil pero con ilusión y perseverancia todo llega. La riqueza interna se proyecta en el exterior. El potencial está dentro de cada uno, latente, esperando a ser sentido, expresado... y vivido. ¡Vamos!
¡Gracias, amigos, por darlo todo y por creer en vosotros mismos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada